Fácil y bonito

Tu mejor base de maquillaje

Hay muchas mujeres que tienen una relación de amor/odio con su base de maquillaje. Les encanta poder conseguir un tono uniforme y ocultar las marquitas de granitos. Sin embargo, detestan que el acabado no se vea natural. Natasha Severino, maquilladora de famosos con sede en Nueva York, nos enseña paso a paso cómo aplicar la base de maquillaje y conseguir ese aspecto más natural tan deseado.

Empieza con una piel suave e hidratada.
Mantener una rutina de belleza constante es clave para conseguir que tu maquillaje se vea igual de bien que tu piel. Antes de aplicar la base es importante limpiar la piel para evitar poros obstruidos y eliminar la suciedad que pueda estar apagando su luminosidad natural. Después, exfolia suavemente para eliminar las células muertas de la piel que pueden hacer que el maquillaje se vea desigual o escamoso. Para terminar, aplica crema hidratante; la base de maquillaje se asienta mejor sobre una piel hidratada. (Piensa como una esponja húmeda absorbe el agua más fácilmente que una esponja seca). Consíguelo todo con el Sistema de 3 Pasos.
 

Tu mejor base de maquillaje

Aplica una capa fina de maquillaje por todo el rostro, después reaplica según necesites.
La base de maquillaje debe igualar el tono, no enmascararlo ni cambiarlo. Si eliges tu tono correcto podrás aplicar una capa ligera por todo el rostro y aún poder ver su luminosidad natural. Aplica en la frente, mejillas y barbilla utilizando una brocha de maquillaje, una esponja o con las yemas de los dedos. Después aplica un poco más donde sea necesario para conseguir más cobertura.

Aplica la base de maquillaje en la piel.
Esto puede parecer contrario a la intuición, pero no debes masajear el maquillaje en tu piel, porque puedes cuartearla. En su lugar, utiliza un movimiento de punteado: movimientos rápidos a ligeros toques que ayudan a fundir la base a la perfección. Otra opción: las cerdas de la Brocha de Maquillaje Buff Brush difuminan suavemente la base en la piel y además esta brocha puede usarse con fórmulas líquidas, en polvo, en crema o en barra.

Aplica el maquillaje a lo largo de la línea de la mandíbula.
Asegúrate de difuminar la base en dirección el cuello para evitar cortes y cambios de tono.

Frota tus manos y presiona suavemente sobre la piel.
El truco secreto de Natasha para conseguir un acabado natural: Primero, frótate las manos para calentarlas y luego presiona suavemente contra el rostro. El calor corporal de tus manos calienta el maquillaje para que se funda mejor en tu piel.

Video: Christian Witkin | Escrito por: Natalie Haimo