La luminosidad está de moda

Una luminosidad saludable en el rostro, está siempre en la lista de #skingoals. Pero a veces la rutina se interpone en el camino: la contaminación, la falta de sueño, las copas y los días de trabajo en los que no paras ni un segundo, pueden hacer que la luminosidad desaparezca de tu rostro. El antídoto: Even Better Glow, una base de maquillaje que enriquece la piel con un toque de luz muy natural, generando una luminosidad increíble. Contiene pigmentos iluminadores perlados que reflejan la luz, difuminando al instante las imperfecciones. (Es como tener tu filtro de Instagram favorito, dentro de tu maquillaje.) Se trata de una fórmula ligera que perfecciona la piel con un acabado sutil y luminoso. Ayuda a unificar el tono de la piel y reduce visiblemente la apariencia de  las manchas oscuras, gracias a una combinación de potentes antioxidantes, como la  vitamina C y E y extractos de origen vegetal. Utiliza también unos polvos bronceadores para un resultado más natural, en cualquier lugar y a cualquier hora.

Paso 1: Consigue luminosidad.  
Comienza preparando la piel con la Loción Clarificante adecuada para tu tipo de piel. Este exfoliante líquido, tiene ácido salicílico y hialuronato de sodio para eliminar suavemente las células muertas de la piel, haciendo que tu base de maquillaje se vuelva mucho más suave. A continuación, aplica una pequeña cantidad de Even Better Glow Light Reflecting Makeup en la frente, barbilla, mejillas y en la nariz, luego extiéndela con las yemas de los dedos. Aplica un poco más, sólo donde sea necesario.

Paso 2: Dale un poco de calor.      
 El truco para conseguir un bronceado natural es usando una fórmula cremosa sin reflejos, que sea fácil de mezclar y acumular cobertura, como Chubby Stick Sculpting Contour. La colocación también es clave, mantén tu dedo índice justo debajo de tu pómulo, es exactamente donde debes deslizar el bronceador, desde la sien hacia la esquina de la boca. ¿Una sugerencia? Alivia la presión mientras dibujas la línea, de modo que el bronceador sea ligeramente más oscuro cerca de tu oído y gradualmente más ligero hacia tu boca. Mézclalo con los dedos.

Paso 3: Dale a las mejillas un poco de energía.
 Aplica un colorete cálido en tono melocotón, como Cheek Pop en Peach Pop, a lo largo de los pómulos, justo por encima del bronceador, mezcla los dos juntos donde se encuentran para un efecto sutil.

Fotografía: Nick Stokes | Bodegones: Jon Paterson | Texto: Hilary Presley | Peluquería: Holly Mills | Maquillaje: Maki H | Estilismo: Seppe Tirabassi | Esteticista: Gina Edwards