Cambiando las reglas del juego

¿Realmente necesitas un sérum?

Cuando caminamos por el pasillo en el que se encuentran los productos de tratamiento buscando el nuestro, solemos empezar con mucho entusiasmo, aunque a la vez puede crearnos cierta confusión. Las opciones pueden ser abrumadoras. Un producto que a menudo es un misterio, es el sérum. ¿Qué es? ¿Realmente vale la pena invertir el dinero en un sérum? ¿Para qué sirve? En este post podrás aclarar todas tus dudas sobre este "refuerzo" de alta tecnología para la piel.

¿Qué es un sérum?
Piensa que el sérum es el potenciador de tu rutina de belleza. "Un sérum es una fórmula altamente concentrada y tiene sustancias biológicamente activas que ayudan a lograr unos objetivos específicos” dice Catherine Orentreich, destacada dermatóloga de Clinique. Los sérums están repletos de ingredientes potentes y suelen estar dirigidos a un tipo concreto de piel. Los sérums generalmente están diseñados con una única misión, ya sea para reducir manchas oscuras de la piel, aumentar la luminosidad, suavizar las líneas de expresión o aportar firmeza. Un sérum también es más ligero que la mayoría de las cremas hidratantes, lo que permite penetrar rápidamente en la piel y trabajar en un nivel más profundo. Es el agente secreto del cuidado de tu piel.

¿Necesitas una hidratante y un sérum?
No, cuando realmente no tienes una gran preocupación de la piel que te esté molestando. Sin embargo, si estás preocupada por un problema en concreto, como manchas oscuras, o arruguitas alrededor de los ojos, añadir un sérum a tu rutina de belleza es una buena idea. Usar un sérum y una hidratante que contienen ingredientes complementarios para abordar un problema de la piel es de lo más eficiente que puedes hacer. Obtendrás resultados rápidamente. Juntos son "la pareja perfecta" ideal para tu piel.

Si un sérum es más potente que una hidratante, ¿necesitas realmente una crema hidratante?
Un sérum, además de ofrecer potentes ingredientes para solucionar un problema, también puede proporcionar hidratación, aunque no la suficiente como para reemplazar a tu crema hidratante. Las cremas hidratantes aportan una hidratación completa y también cubren una necesidad específica. Por último, los sérums no tienen factor de protección solar, SPF, porque están diseñados para penetrar en las capas más profundas de la piel, mientras que los ingredientes con protección solar sí deben permanecer en las capas superiores de la piel para hacer frente a dañinos rayos UV.

¿Cuál aplicas primero?
La regla de oro cuando se trata del cuidado de la piel es comenzar siempre por la textura más ligera. Primero el sérum, después la crema hidratante. Puedes utilizar el mismo sérum por la mañana y por la noche, pero utiliza una hidratante con factor de protección solar por el día y por la noche una crema con ingredientes reparadores.

¿Cuándo debería empezar a utilizar un sérum?
No depende de la edad que tengas, sino de cómo se encuentre tu piel y de si necesitas abordar alguna preocupación en concreto. ¿Crees que necesitas un par de aliados? Esto es lo que debes buscar…

Si tu preocupación son… las manchas oscuras y un tono de piel irregular
Empieza con un sérum como Even Better Clinical Dark Spot Corrector & Optimizer, que contiene vitamina C, levadura y ácido salicílico para deshacer las manchas oscuras y reducir la coloración mientras calma la piel con té verde, un potente antioxidante y calmante. "El ácido salicílico es maravillo para potenciar la exfoliación” dice la Dr. Orentreich. Utiliza Even Better Skin Tone Correcting Moisturizer Broad Spectrum SPF 20, que contiene ingredientes similares con Factor de Protección Solar para prevenir futuros daños.

Si tu preocupación es… la firmeza y la tonificación.
Mientras que el paso del tiempo es inevitable, la flacidez no lo es. Con la edad, las estructuras que soportan la piel, así como su capacidad para protegerse y para repararse se van debilitando. Para combatir esta debilidad, existen ingredientes como el colágeno, la elastina o los péptidos, que apoyan a la estructura de la piel, ayudando a devolver el aspecto juvenil al rostro. La hidratante que mejor combina con este sérum es Repairwear Uplifting Firming Cream Broad Spectrum SPF 15 que contiene proteínas y péptidos que ayudan a dar firmeza, volumen y a tonificar la piel. También proporciona protección contra los rayos UV, que pueden dañar el colágeno de la piel. Puedes ayudar a tu piel, estimulándola con un masaje.

Si tu preocupación son… las líneas de expresión y las arrugas
No dejes que las líneas de expresión y las arrugan te causen ansiedad. Mantén la calma y utiliza esta poderosa pareja:Clinique Smart™ Custom-Repair Serum y Clinique Smart™ SPF 15 Custom-Repair Moisturizer. Contienen aminoácidos y péptidos para ayudar a reconstruir el sistema de soporte natural de la piel, también tienen propiedades exfoliantes que ayudan a eliminar las células muertas de la superficie de esta, el sérum es como un tratamiento laser con las arrugas. Cuando el objetivo de tu piel es minimizar las líneas de expresión y las arrugas, una correcta hidratación juega un papel fundamental. Cuanto más suavice la piel, menos profundas parecerán las arrugas.

Si tu preocupación es… ¡un poco de todo!
Si sólo tenemos una preocupación de la piel. Para muchos de nosotros la flacidez y las manchas oscuras, o las arrugas y la falta de luminosidad, son preocupaciones que tenemos a la vez. Afortunadamente, muchos sérums son lo suficientemente inteligentes como para cubrir todas estos problemas y realizar una función multi-tarea. Clinique Smart Custom-Repair Serum intuitivamente entiende las necesidades de la piel y proporciona una reparación personalizada. Un suero inteligente necesita una crema hidratante inteligente Clinique Smart Broad Spectrum SPF 15 Custom-Repair Moisturizer hace un poco de todo: reduce las líneas de expresión y las arrugas, proporciona firmeza, unifica el tono de la piel y le aporta luminosidad. Esta hidratante tiene una potente dosis de ácido hialurónico, que contiene 1.000 veces su peso de agua, rellenando tu piel, al tiempo que también te ofrece ingredientes que reparan visiblemente la piel dañada.

Fotografía: Yasu + Junko | Texto: Kristen Bateman