Cambiando las reglas del juego

La Mejor Rutina de Cuidado
de la Piel de Día y Noche

Las necesidades de tu piel no son las mismas por la mañana que por la noche. "Por la mañana tu piel necesita protección porque está expuesta al sol, al calor, a la contaminación y a la suciedad, lo que puede dañar la piel y provocar un envejecimiento prematuro", explica la dermatóloga londinense Dr Emma Wedgeworth. “Por la noche, después de un largo día, debes mimar tu piel. Necesita hidratación, nutrición y reparación”, afirma Wedgeworth.

La Dra. Wedgeworth nos revela sus rutinas de mañana y noche de cuidado de la piel. Son rápidas, fáciles y súper efectivas.

La Mejor Rutina de Cuidado de la Piel de Día y Noche

Rutina de mañana

Paso 1: limpiar
Muchas personas creen que no necesitan lavarse la cara por la mañana puesto que ya lo hicieron por la noche. Pero en realidad es muy importante. Tu almohada puede acumular restos de grasa facial y capilar así como bacterias y polvo. “Elige un limpiador que se adapte a tu tipo de piel. A mí personalmente me gusta usar el Limpiador en Polvo Fresh Pressed con Vitamina C Pura, masajeándolo suavemente en la piel durante aproximadamente un minuto”, explica la Dra. Wedgeworth. El polvo ultrafino se activa con agua para iluminar, purificar y refinar la textura de la piel al instante.

Paso 2: exfoliar
"Exfoliar la piel por la mañana es uno de los pasos más importantes ya que elimina las células muertas (que pueden apagar la piel) y proporciona una base suave para la aplicación del maquillaje", explica Wedgeworth. La Loción Clarificante es un exfoliante líquido suave que puede usarse hasta dos veces al día. Además, es rápido y fácil: simplemente aplícalo con un algodón sobre tu piel - no es necesario aclarar.

Paso 3: hidratar + proteger
"Por la mañana me encanta aplicarme un buen antioxidante con Vitamina C para proteger la piel de los radicales dañinos y, por supuesto, un SPF de amplio espectro", comenta la Dra. Wedgeworth. Su dúo perfecto: Fresh Pressed Potenciador de Día con Vitamina C 10% y la Hidratante Clinique Smart de Día SPF 15. Este potenciador diario es una gran elección ya que su empaquetado hermético mantiene la Vitamina C fresca y con todo su poder hasta el momento de su activación. Simplemente mezcla dos gotas con la crema hidratante de día y listo.

Rutina de noche

Paso 1: desmaquillar
Si utilizas maquillaje, especialmente de ojos o base de maquillaje, debes seguir una rutina de doble limpieza. "Siempre uso un desmaquillador primero porque el limpiador solo no lo eliminará todo. Take the Day Off en Bálsamo disuelve suavemente el maquillaje de larga duración, incluso la máscara de pestañas resistentes al agua. Después, limpia la piel con un limpiador suave. Con el maquillaje completamente retirado de la piel, tu limpiador podrá pasar realmente a la acción, purificando profundamente la piel", comenta Wedgeworth.
 
Paso 2: exfoliar
La exfoliación es aún más importante por la noche, ya que no solo elimina las células muertas de la piel, sino que también la prepara para una mejor absorción de los productos de tratamiento que se aplican a continuación. Usa la misma Loción Clarificante que has utilizado por la mañana (sí, es lo suficientemente suave para usar dos veces al día).

Paso 3: reparar + hidratar
"El retinol es el ingrediente estrella en dermatología. Cuando se trata de corregir las líneas y arrugas, es transformador", explica la Dra. Wedgeworth. Utiliza el potenciador de noche Fresh Pressed con Vitamina A (Retinol) -que forma parte de la rutina Fresh Pressed Clinical- combinado con la hidratante de noche Clinique Smart para nutrir, hidratar y reparar visiblemente la piel mientras duermes.

Texto: Julie Redfern