Cambiando las reglas del juego

La mejor rutina de cuidado para pieles
con granitos recomendada por dermatólogos

Aunque no exista una cura mágica para las imperfecciones, es perfectamente posible tratar los granos (ya sea un brote leve o severo) y conseguir esa piel perfecta que todos deseamos. Para ello, no solo necesitas las fórmulas de tratamiento correctas, sino también una rutina sencilla, dos veces al día - igual que lavarse los dientes.

La fórmula de Clinique para combatir los granos: Deshazte de ellos con una sonrisa.
No hay necesidad de eliminar las imperfecciones con fórmulas agresivas que secan e irritan la piel. Una buena manera de acabar con los granitos es tratar no solo la bacteria, sino también todos los efectos colaterales: la sensación de piel grasa, el enrojecimiento y la sensibilidad. Por eso, todos los productos de la línea Anti-Blemish Solutions, desarrollada por Dermatólogos, combaten los granos de manera múltiple, ayudando a curar los brotes existentes y evitando que se formen nuevos.

La mejor rutina de cuidado para pieles con granitos recomendada por dermatólogos

Sigue esta sencilla rutina de 3 pasos y, en solo 3 días, comenzarás a ver una mejora en los granos activos que continuará con su uso continuado.

Paso 1: Limpia
Anti-Blemish Solutions Cleansing Foam es un jabón facial en espuma de limpieza profunda que no reseca la piel. Contiene extracto de Laminaria Saccharina (que controla la grasa), cafeína con efecto calmante y 2% de ácido salicílico para retirar las células muertas de tu piel.

Para limpiar la piel en profundidad, usa primero un desmaquillador. Como regla general, usa siempre agua tibia cuando te laves la cara. El agua caliente puede irritar la piel y eliminar los aceites naturales, mientras que el agua fría puede ser mas incómodo - y no, en realidad no reduce los poros.

Presiona 2 o 3 veces el dosificador del jabóny masajea la espuma suavemente sobre la piel, evitando el contorno de los ojos. Haz esto durante unos 30 segundos, luego aclara y seca suavemente tu piel con una toalla limpia. Consejo: ten un par de toallitas pequeñas en el baño y usa una nueva cada vez que te laves la cara. Esto es lo que muchos dermatólogos recomiendan a los pacientes que acaban de someterse a un tratamiento en la consulta y deben cuidarse la piel especialmente.

Paso 2: Exfolia
Blemish Solutions Clarifying Lotion es un exfoliante líquido que también contiene polvos matificantes que absorben la grasa para controlar los brillos de la piel. Al igual que el limpiador, tiene un 2% de ácido salicílico para eliminar las células muertas de la piel y mantener los poros limpios.

Agita bien la Loción Clarificante para mezclar los polvos con el exfoliante. Humedece un algodón y pásalo por toda la cara y cuello; no olvides la línea de la mandíbula y evita el contorno de los ojos.

Paso 3: Hidrata
Sí, aunque tengas granitos necesitas una crema hidratante. Sin el nivel adecuado de hidratación, la piel puede auto-compensar la falta de hidratación produciendo demasiada grasa. Anti-Blemish Solutions Clearing Moisturizer es una crema hidratante sin aceites, específicamente formulada para aportar la cantidad correcta de hidratación sin dejar efecto graso. Los ingredientes que controlan y absorben la grasa mantienen la piel con un aspecto fresco todo el día, ni graso ni brillante.

Extiende una capa fina sobre todo el rostro, incluyendo las imperfecciones. Clave: no frotes con demasiada fuerza. Esto puede causar más irritación y enrojecimiento. En cambio, desliza suavemente los dedos por el rostro hasta que la hidratante se absorba por completo.

¿Quieres aprender más sobre como cuidar tu piel? Acércate a cualquier stand de Clinique y deja que nuestras expertas te realicen un servicio gratuito.

Texto: Hilary Presley